viernes, 2 de junio de 2017

¿QUE OCURRE CON EL MUSEO DE LA ELECTRICIDAD?

Fachada del MEL 

En agosto de 2016 el Museo de la Electricidad (MEL) cumplió 24 años de funcionamiento. Esas velitas no fueron poca cosa. En esos 24 años, el MEL recibió premios, realizó talleres, inauguró exposiciones, abrió una nueva sala, paseó en tranvía a miles de personas, publicó investigaciones, formó un magnífico archivo histórico sobre la electricidad en el Perú, pero sobre todo, atendió y difundió ciencia y tecnología de manera didáctica y entretenida a más de un millón doscientos mil peruanos,  justamente en un país que carece de museos de ciencia y donde la población suele tener esa incombatida “museofobia”.

Sin embargo, el pasado mes de febrero, este acogedor museo barranquino, con su tranvía al frente y con su fachada siempre llena de escolares haciendo cola para ingresar, fue cerrado por su propietaria, la empresa Electroperu s.a., con una escueto aviso de "cerrado por mantenimiento". Los museos no se cierran, se cierran las chinganas, los tragamonedas, los burdeles. Los museos se promueven. Y más aún, museos como el MEL dedicados a divulgar la ciencia y la tecnología entre nuestros escolares.

¿Quién habrá tomado esta decisión? ¿Por que dejaron que colapse una exposición que necesita un continuo mantenimiento? ¿Hasta cuando seguirá cerrado el museo? Para quienes no conocen, Electroperu S.A. es una importante y bien valorada empresa generadora de electricidad, con suficientes ingresos como para seguir auspiciando la continuidad del MEL y que siga siendo, como siempre lo fue, un museo totalmente gratuito.

Hace 25 años se cometió un atentado similar. En 1993 se cerró el Museo de Ciencias José Castro Mendívil, el primer museo de ciencias de Sudamérica. Nadie dijo nada. Eran años oscuros. Sus más de 100 módulos interactivos fueron desmantelados y arrinconados en una jaula vacía del Parque de las Leyendas. Que no pase lo mismo con el MEL, que no se pierda esa invalorable colección, que la indiferencia de la mano del oportunismo no saquee su archivo histórico, sus objetos de colección, su biblioteca, porque no habrá otra ocasión de tener un museo de este tipo en nuestro alicaído país.

Museo de la Electricidad
Propietario: Electroperú S.A. (Empresa pública de generación eléctrica)
Fecha de inauguración: Agosto de 1994
Fecha de inauguración del Tranvía eléctrico: Setiembre de 1997 
Dirección: Av. Pedro de Osma 105 Barranco, Lima.
N° de salas: 5 salas
Área total de exposición: 300 m2 (aprox.)
Total de público atendido: Aprox. 1'200,000 personas (Desde Ago. 1994 hasta Dic. 2016)
Fecha de cierre: Febrero 2017
Noticia sobre cierre: El Comercio

jueves, 14 de abril de 2016

La Casa Fernandini y el primer ascensor de Lima


Foto: Moisés Cueva Rodríguez

La Casa Fernandini es un hermoso palacete de dos pisos que hace esquina entre los jirones Ica y Rufino Torrico (Centro Histórico de Lima) y que fue construido en el año de 1913, a partir del diseño del destacado arquitecto Claudio Sahut. En la esquina contraria se encuentra ubicado el reconstruido Teatro Municipal.

El nombre de la casa hace referencia a su constructor y propietario, Don Eulogio Erasmo Fernandini de la Quintana, generoso y acaudalado empresario minero, dueño de la famosa mina de plata de Colquijirca, y padre de la primera alcaldesa de Lima, Anita Fernandini.


Dato resaltante sobre esta casa es que allí se instaló el primer ascensor que tuvo Lima. Se pensaba que el primer ascensor instalado en nuestra ciudad fue el del Edificio Rímac (o Casa Roosevelt), pero esto no sería tan cierto, ya que este edificio fue construido recién en el año de 1919, posterior a la construcción de la casa de don Eulogio Fernandini.

El ascensor de la casa Fernandini debió tener un interés especial para su acaudalado propietario, ya que fue instalado solo para unir los dos únicos pisos del edificio. Otro dato importante es que don Eulogio Fernandini fue un tipo muy atento a las innovaciones tecnológicas, siendo el benefactor que obsequió a la Beneficencia Pública la primera máquina de Rayos X que llegó a nuestro país.

El ascensor en mención pertenece a la marca OTIS y es de bronce dorado. En el interior está decorado por un espejo en bordes de pan de oro. Su diseño y función era especialmente para uso doméstico. Gracias a la destacada gestión del administrador de la Casa Fernandini, el historiador Moisés Cueva Rodríguez, el ascensor ha obtenido un mantenimiento general por parte de la propia firma OTIS y la sensibilidad de su Gerente Sr. Marcial Collarte, volviendo a estar operativo y luciendo todo su esplendor.

Como sabemos, a lo largo de la historia de la humanidad se han utilizado ascensores en una u otra forma accionados por energía hidráulica o de vapor. A finales del siglo XIX se produjo el inicio de la era de la electricidad y los avances en la tecnología de los ascensores se vio impulsada por la aparición de los primeros edificios de gran altura, lo cual exigía el desarrollo de estos aparatos para permitir los desplazamientos en el interior de los edificios. El primer paso lo llevó a cabo Elisha Otis, fundador de la empresa que lleva su nombre. En 1852 Otis inventó el primer freno de seguridad para ascensores resultando en una aplicación que revolucionó el uso de estas cajas transportadoras.

Hasta ese momento subirse en un elevador de vapor era toda una odisea, debido a que con demasiada frecuencia se desplomaban. En 1857 se instaló en EE.UU. el primer ascensor con este freno, en un edificio de cinco plantas.

De esta manera, la espléndida Casa Fernandini, fino edificio de estilo art noveau guarda muchas sorpresas en cada rincón, entre ellas: la existencia del primer ascensor de nuestra ciudad, testimonio de nuestro patrimonio industrial. Pronto la casa, convertida en Casa Museo Fernadidni, volverá a ser protagonista de la vida urbana, cultural y artística de Lima.





fotos cortesía de Moisés Cueva Rodríguez. 

Fotos publicadas con autorización de la Administración de la Casa Fernandini.
Para mayor información pueden acceder a Casa Fernandini en facebook.

lunes, 4 de abril de 2016

En octubre: I Congreso Internacional de Patrimonio Industrial



Del 26 al 28 de octubre próximo se desarrollará en la ciudad de Huelva, España, el I Congreso Internacional de Patrimonio Industrial y Obra Pública, evento que estará organizado por la Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía y la Universidad de Huelva.

Este evento es el primero de carácter internacional, y reunirá experiencias nacionales sobre la protección, conservación y gestión del patrimonio industrial, ello además con el objetivo de hacer eco a la creciente preocupación desde diversos organismos internacionales sobre la protección y conservación de los testimonios del desarrollo de la industria y de la técnica; su protección y su puesta en valor.

el congreso contará con tres mesas de trabajo y con la participación de destacados representantes de Europa y de Latinoamérica, entre ellos el Perú,

Para mayores informes sobre la inscripción y participación, pueden acceder al siguiente enlace: Fundación de Patrimonio Industrial de Andalucía.


 


miércoles, 16 de marzo de 2016

De centrales de generación tradicional a nuevos espacios sociales


Publicado por ENEL. 
Tomado de: https://www.enel.com/es-ES/Paginas/article/futur-e.aspx

FUTUR-E

La energía renovable, la eficiencia energética y las redes inteligentes están volviendo obsoletas algunas centrales de generación tradicional, varias de las cuales ya han dejado de producir electricidad. Como consecuencia, ahora es necesario transformar estas instalaciones industriales obsoletas en nuevas formas de vida en el corazón de sus comunidades, convirtiéndolas en espacios modernos, sociales y reutilizables.

En nuestra posición de abanderados de la producción limpia de energía, ya hemos cerrado varias centrales de generación anticuadas que producían energía a partir de combustibles fósiles. Estamos comprometidos con proporcionar a estas estructuras un nuevo sitio en el corazón de las comunidades que han siempre atendido. La filosofía Open Power de ENEL lleva la empresa a colaborar con las comunidades locales y en este caso el desafío consiste en garantizar un nuevo uso para estas centrales de generación y en asegurar que estas nuevas formas satisfagan las reales necesidades de las personas.

Futur-E es un proyecto de ENE para la reutilización de 23 centrales en Italia que han dejado de ser competitivas en el mercado local de la energía. ENEL está colaborando con las comunidades locales a través de portales Internet y compromiso local, con el objetivo de proporcionar un futuro sostenible a estas plantas. A través de este proceso de colaboración, centrales obsoletas obtendrán nuevos usos para las comunidades locales, como museos, galerías, colegios o incluso centros comerciales, o zonas comerciales y logísticas que den impulso a la economía local.

“El crecimiento de las energías renovables, la caída del consumo y la necesidad compartida de desarrollo sostenible abre un nuevo escenario. Enel ha dimitido 22 plantas de energía y trabaja con las comunidades locales para dar a ellos un futuro de utilidad pública”

DE CENTRAL DE ENERGÍA A ARTE CON ENERGÍA 

La dedicación de ENEL para asegurar un futuro brillante a las centrales fuera de servicio se basa en las historias exitosas que hemos visto en las principales ciudades del mundo.

Hasta el año 1981, la Galería de Arte Moderno Tate de Londres era la central de generación eléctrica de Bankside, una planta de combustión de petróleo que producía aproximadamente 300 MW de electricidad. Banskside fue la última central de generación construida en la zona central de Londres, pero en los años 70 el aumento de los precios del petróleo hizo que la continuación de sus operaciones dejase de ser rentable, y condujo a su cierre.

La central de Bankside alberga una de las galerías de arte más grandes y famosas del mundo que representa un símbolo de la vida cultural de Londres. Su sala de turbinas contiene algunas de las instalaciones de arte moderna más grandes del mundo, atrayendo a visitantes de todo el mundo.

“Hasta 1981 la Galería de Arte Moderno Tate de Londres era la central eléctrica de Bankside” 


Hasta aquí, publicado por ENEL. Puedes acceder al artículo original desde: https://www.enel.com/es-ES/Paginas/article/futur-e.aspx

Nota del Blogger:

En la actualidad ENEL tiene presencia en el Perú, donde ha formado un grupo empresarial del que forman parte la empresa de distribución eléctrica Edelnor S.A. y la generadora de electricidad Edegel S.A. Esta última tiene a su cargo las centrales hidroeléctricas y la termoeléctrica de Santa Rosa (Lima), la misma que actualmente tiene más de 100 años de inaugurada. Tal vez, siguiendo esta destacable política de revalorizar el patrimonio industrial eléctrico, se considere en algún momento rescatar y revalorar antiguos espacios de esta central o de la central hidroeléctrica de Santa Rosa de Chosica. 



miércoles, 5 de agosto de 2015

A propósito de los antiguos postes de La Colmena: La eterna letanía del Patrimonio Industrial


Hace pocas semanas atrás, la actual administración de la Municipalidad de Lima inició el retiro, de manera inconsulta y sin previo aviso, de alrededor de 30 postes ornamentales que datan de la primera mitad del siglo XX, y que se encontraban ubicados a lo largo de la avenida Nicolás de Piérola, también conocida como La Colmena.

El retiro se realizó únicamente en coordinación con la empresa de distribución eléctrica Edelnor, la misma que tuvo a su cargo la desinstalación de los tradicionales postes de fierro, con diseño republicano de estilo art noveau, y la colocación, en su reemplazo, de los toscos y comunes postes de concreto.

Puedes leer también: http://elcomercio.pe/lima/patrimonio/reemplazan-postes-republicanos-colmena-otros-concreto-noticia-1827839

Foto: El Comercio
 
Lo hecho por la Municipalidad solo delata un accionar subrepticio que alimenta la desconfianza. Fuentes ediles manifestaron días después, ante el reclamo de la ciudadanía, que el retiro responde a un mantenimiento general a los postes, a los que incluso se les dotará de mayor iluminación. ¿Acaso para ponerles focos de mayor luminosidad es necesario retirar los postes?. 
 
El temor va por el hecho que estos postes finalmente no sean repuestos, o si lo son, aparezcan transfigurados, restándoles autenticidad. Estos postes no son solo parte importante de un conjunto monumental como es la avenida Nicolás de Piérola, sino que por su diseño, su valor histórico y por ser testimonios de un diseño industrial y artístico, son o deberían ser considerados, patrimonio industrial de Lima, y admirados por ello.
 
Descripción técnica de los postes de La Colmena. Registro de Luminarias, 1970. Empresas Eléctricas Asociadas. Colección Museo de la Electricidad.

Los hermosos postes, ahora retirados, en una foto de 1945. Col. Museo de la Electricidad.

 


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Boner, Antúnez de Mayolo y Bianchini, personajes de alto voltaje

A la izquierda el ingeniero suizo Pablo Boner. al centro nuestro sabio Santiago Antúnez de Mayolo, y a la derecha el doctor Gino Bianchini, Gerente General por 30 años de las Empresas Eléctricas Asociadas. (foto cortesía de su nieta Francesca Cipriani).

A propósito de una reciente revaloración del papel de los dos primeros nombrados: Pablo Boner fue el personaje principal recordado en el reciente 50 aniversario de la central de Huinco, organizado por Edegel S.A., Santiago Antúnez de Mayolo es el nombre y la figura del Premio a la Investigación Científica que otorga el Congreso de la República y Concytec; habría que incluir también en la misma magnitud el papel del doctor Bianchini en el desarrollo eléctrico de nuestra capital.

Sin desmerecimientos, Boner fue el eficiente ingeniero a quien las Empresas Eléctricas (a cargo de Vaccari y Bianchini) encomendó desarrollar el plan de centrales escalonadas para Lima. Su trabajo ya estaba decidido a desarrollarse, ya que delante corrían los intereses de una empresa que debía generar previsoramente, más electricidad para una ciudad que crecía hacia la metrópoli. Su frase habitual era: "Lo mismo que he hecho yo lo puede hacer cualquier otro. Nadie es imprescindible".

Por su parte Antúnez de Mayolo fue el genio creador que batalló toda su vida, para ver sus obras hechas realidad. Retornó de Francia dejando una vida profesional provisora, para dedicarla al Perú. Realizó sus primeros proyectos (Cañón del Pato) con su propio peculio y recibió desinterés por parte de los gobiernos de turno, hasta que salió elegido Prado, su amigo, y decidió llevar a cabo el crecimiento energético que abogaba Antúnez y que muchos catalogaban ciegamente como "elefantes blancos".

Pero en esta oportunidad, Boner ha sido recordado olvidándose del principalísimo rol que cumplió Gino Bianchini, el gestor, el visionario y eficaz ejecutivo que decidió, impulsó, aseguró y concretó finalmente el trabajo de Boner. Hoy que vemos tantas obras paralizadas en un país que clama por infraestructura, por inversiones y por crecimiento, debemos entender el magnífico trabajo de personas como don Gino Bianchini.

lunes, 5 de agosto de 2013

Libro: 55 Años Cañón del Pato


El pasado 15 de julio Duke Energy, empresa que tiene a su cargo la generación eléctrica desde las centrales del Cañón del Pato y Carhuaquero, presentó en la ciudad de Huaraz y también en el propio campamento de Huallanca, en pleno corazón del Cañón, el libro: "55 Años, Cañón del Pato: Una Proeza en los Andes", referido a la historia de esta importante central hidroeléctrica.

Como sabemos, esta central forma parte de las centrales ideadas por el sabio Santiago Antúnez de Mayolo, junto a la central del Mantaro y la central de Machu Picchu. En el año 1913 Antúnez de Mayolo realizó una primera visita de inspección a la localidad del cañón del Pato con la intención de esbozar la construcción de una gran central hidroeléctrica, que sea capaz de producir electricidad y progreso para los olvidados pueblos ancashinos.

Fue recién en 1943, luego que una importante misión de ingenieros norteamericanos confirmara la factibilidad del proyecto, que el gobierno del Presidente Prado crea la Corporación Peruana del Santa, no solo para aprovechar el hierro de Marcona construyendo una siderúrgica en Chimbote, sino para construir la hidroeléctrica del Cañón del Pato, la cual fue concluida en su primera etapa, en 1958. La historia relatada avanza hasta nuestros días, luego de mostrarnos la administración a cargo de la estatal Electroperú y los tiempos de la privatización.

Este valioso trabajo de investigación, reúne además una valiosa compilación fotográfica e incrementa la bibliografía especializada sobre el tema del patrimonio eléctrico. Felicitaciones a Duke Energy por promover la cultura y el conocimiento de nuestro patrimonio industrial. El libro ya se encuentra en la Biblioteca del Museo de la Electricidad para el público en general.



55 Años Cañón del Pato
Una Proeza en los Andes. Historia de la Central Hidroeléctrica del Cañón del Pato.
Editor: Duke Energy Perú
Investigación: Neydo Hidalgo
Impresión: Comunica2 SAC
Primera Edición: Abril 2013
Depósito Legal N° 2013 - 04666
216 pp.